TALLER SANTA CLARA DE ASIS -VILLA MARIA

El taller “Santa Clara” empezó a funcionar desde el inicio de la fundación de nuestra comunidad fmm en Villa María del Triunfo. Lo inició Hna María Luisa, con el nombre de CEO “San Francisco”. Posteriormente cuando cambiamos de barrio a 1° de Mayo, se construyó el local para el taller dentro del terreno de nuestra casa, y tomó el nombre de Taller “Santa Clara”

Nuestro proyecto de trabajo con la mujer, o promoción de la mujer que llamamos comúnmente, consiste en

1.       Formación para el trabajo, preparándolas para un trabajo técnico y puedan obtener un beneficio económico que les ayude con los gastos y necesidades de sus hijos.

2.       Formación humana, favoreciendo su autoestima, liderazgo y conocimiento de sus derechos legales como mujeres.

3.       Formación cristiana y bíblica para tener bases sólidas en su fe y confianza en el “Dios Bueno” que las acompaña.

Este año, al buscar a la profesora para repostería, Dios en su providencia, nos dio la posibilidad de contactarnos con el CETPRO DE VILLA REGIA que también funciona en Villa María, dialogamos con la religiosa encargada y acordamos firmar un convenio, para que nuestro taller esté afiliado a su institución, renovándolo cada año, según disposiciones de la UGEL (Unidad de Gestión Educativa). 

Esto ha sido un sueño que teníamos desde hace varios años, deseábamos que las mujeres tengan  un certificado oficial que avale lo aprendido. ¡¡Este año se hizo realidad!! La situación de la mujer en los Asentamientos Humanos del cono sur de Lima, donde estamos insertas, es de marginación y de pobreza, muchas de ellas cuentan sólo con primaria y desde muy jovencitas ya son madres solteras, son mujeres humildes que no reconocen sus valores y creen que sólo haciendo trabajos de limpieza, pueden ganar el pan para sus hijos. 

Este año, hemos inscrito a 10 mujeres, que asisten dos veces por semana. En este primer módulo deben alcanzar 300 horas de clase práctica de Repostería, para obtener un certificado en “Elaboración de Productos de Pastelería”. Si llegaran a realizar otros módulos más, que les permita alcanzar 1,000 horas de clase práctica, obtendrían la titulación en la especialidad de “Hostelería y Turismo” con la opción ocupacional de Panadería y Pastelería. Es una grande posibilidad para ellas, verdad? Además reciben, como cursos complementarios, clases de computación y luego Gestión empresarial, para que sepan cómo organizar su posible, micro empresa. 

Lo más hermoso de todo este trabajo es ver la transformación que está sucediendo en  la vida de estas mujeres, el temor del inicio expresado en: “Yo no voy a ser capaz de aprender”,  “a mis años va a ser difícil”, “nunca he hecho un pastel”, “voy a malograr la computadora porque no se nada, sólo mis hilos manejan esto”,  etc. etc, a los cuatro meses de aprendizaje y práctica, son las mujeres más felices al constatar los hermosos y ricos pasteles que están produciendo, además a alguna de ellas, le están haciendo pedidos para la venta de sus productos, ya comienzan a ver los resultados de sus esfuerzos. El producto que hacen en cada clase, tienen la posibilidad de venderlo para sacar los ingredientes del próximo trabajo. 

Van creciendo en su autoestima personal, ellas dicen: “ahora, me estoy desenvolviendo sola, me ayuda a sobresalir como persona” “Me siento bien porque ya estoy vendiendo mis productos y estoy produciendo” “mis hijos esperan los días que yo vengo al taller para saborear los productos que hacemos” 

Se siente la familiaridad y fraternidad que les permite manifestar grande apertura y confianza, con gestos de compartir algún producto que les falta, se organizan para mantener el taller en orden y limpio.  “me siento tan bien con todas mis hermanas porque compartimos un momento de fraternidad y a la vez aprendiendo muchas cosas dulces”  

                                                               COMUNIDAD DE VILLA MARÍA DEL TRIUNFO


 

 



Redes Sociales









             










Buscar

Archivos